La religión y la salud son temas muy diferentes, son muy respetables las decisiones de las personas, pero creo que aunque creamos en Dios debemos de también en que hay cosas buenas para nuestra salud y no solo se trata de creer en él.

Pues resulta que un obispo de Ciudad Victoria, Tamaulipas, mencionó en una misa que se transmitió en vivo mediante redes sociales que el hacer uso del cubrebocas o mascarilla era no confiar en Dios.

Aprovechó para pedir a las personas que pidan de rodillas que la pandemia termine, cada persona puede decidir, es bueno tener fé, pero creo que no demás ya que también debemos de hacerle caso a los expertos.

Recordemos que el uso del cubrebocas es muy importante ya que este previene que nos contagiemos del virus, apenas se informó que incluso el uso doble de este puede reducir el contagio en hasta un 96.5 %.