Aun estamos en una pandemia por lo que usar el cubrebocas es una medida sanitaria obligatoria, pero al parecer muchas personas no lo aceptan, tal es el caso de este sacerdote que le arrancó y le tiró el cubrebocas a una mujer, el sacerdote dice que hacer uso de él es una babosada.

Todo eso ocurrió en la conmemoración del Domingo de Ramos en un templo, se encontraban muchas personas en el lugar y al padre no le importo que pudiera haber riesgos de contagio.

No solo le quito el cubrebocas a la mujer sino que también se lo quitó a otro hombre, el sacerdote dijo que los cubrebocas tan solo eran un negocio y que no dejaría pasar a quien lo trajera puesto en la misa.

Creo que cada quien es libre de cuidarse, si el cree que no sirve de nada pues que no lo porte, pero no debe amenazar a las personas que lo usen tan solo por que el piensa que es solo negocio.