La comunidad Guadalupe de Rivera fue la “Hacienda Guadalupe”, en la que aún se encuentran restos de como fue en aquella época.

Se dice que de acuerdo con algunos archivos encontrados en el Archivo Histórico Municipal está Hacienda en el año de 1734 perteneció a Gabriel de Zavala y después de 40 años le perteneció a doña Gertrudis de Zavala.

Después de varios años fue de Juana Antonia Martinez de Castro y de Guillermo Pérez yeste consiguió una hipoteca de 2 mil pesos en el obispado de Michoacán.

Así fue como esta Hacienda fue trascendiendo a muchas personas hasta el año 1794 que fue vendida por 27 mil pesos a Ignacio Araujo y fue colindaba con las haciendas del  Cuisillo, Munguia, Soledad y Corralejo.

Hasta ahora actualmente que es una comunidad en la que aún quedan algunos vestigios de lo que fue, y ahora al pasar por esta podemos ver la iglesia las paredes de piedra y algunas otras cosas que te permiten imaginar como fue en años pasados donde era su mejor época.