A través de Twitter se dio a conocer el peculiar reclamo hecho por un hombre que adquirió una docena de cubrebocas esperando recibir una cantidad mayor a la señalada.

Tanto por correo electrónico como por la red social, este usuario mostró su molestia y pidió a los trabajadores su apoyo para obtener las piezas que deseaba, ya que “intentaba proteger a personas importantes para él, pero se veía impedido por este tipo de hechos”.

“Hola. Pedí una docena de mascarillas personalizadas, sin embargo, ¡solo recibí 12! Realmente los necesitaba todos y por ello me gustaría un reembolso… Ya no apoyaré su negocio”, mencionó el comprador antes de añadir una opinión racista sobre los productos. En esta afirmó: “intento apoyar el negocio de la gente negra, pero ustedes continúan estafando a la gente”.

En respuesta, la empresa a la que le compró los cubrebocas le explicó que una docena de cualquier producto equivale a 12 piezas, por lo que no pudo efectuarse el rembolso que este sujeto solicitó.

Pese a las explicaciones de Zada McCray, la encarga de supervisar la compra, el usuario mencionó que no estaba interesado en comprar más cubrebocas y que daba por terminada la charla. Que él necesitaba 20 mascarillas en total y que había sido claro al momento de solicitarlas.

Dado que la conversación de este usuario ha circulado desde el 10 de marzo, hasta el momento suma más de 46.9 mil de retweets y más de 344 mil likes.

En otras ocasiones se han reportado situaciones similares en las que los compradores desconocen la cantidad que adquirirán y deciden iniciar un alegado como el de una mujer que inició una discusión por comprar una docena de donas y solamente recibir doce panes.

Con información de CC News